lunes, mayo 01, 2006

El telefonista ilustrado

Hay todo tipo de números útiles para la vida. Los famosos “unos” de los taxis bogotanos, los domicilios de las droguerías que no duermen, la hora exacta del 117 en la voz de una máquina que calibra los relojes del mundo, y finalmente también el 112 de la Policía Nacional, donde se reportan los delincuentes y a veces llaman niños rajados y mamas angustiadas a que les ayuden a hacer las tareas. Y por supuesto, es imposible dejar de nombrar el mandamás de todos ellos, el famoso 113, donde habitan todos los números importantes y los demás.

A esa lista de primeros auxilios telefónicos hay que agregar el número del profesor Sabogal. Hoy tenía una de esas inverosímiles pero corrosivas dudas ortográficas. Quería aclarar de una buena vez si “gobierno nacional” y “presidente” llevaba mayúsculas o no. Cuando se editan y publican documentos estas pequeñeces pueden ser fundamentales. Después de muchas vueltas infructuosas di con el profesor Sabogal, en la Academia de la Lengua, quien se encarga de aclarar estas dudas por teléfono. El profesor Sabogal es una autoridad en gazapos del lenguaje. Deshace dudas etimológicas, ortográficas y lexicográficas como matan las reses los carniceros de pueblo: sin dubitativas.

El profesor Sabogal atiende al público personalmente en el teléfono 342.62.96. Entre 10 a.m y 10:30 a.m. toma un descanso y come algo.

Por favor trátenlo con amabilidad. Se lo merece.

PS: De acuerdo con el profesor Sabogal, Gobierno nacional se escribe como aquí lo transcribo. Gobierno lleva mayúscula cuando se refiere al presidente y sus ministros, como un equipo. No lleva mayúscula cuando se refiere al acto de gobernar; por ejemplo, “Bajo el gobierno del presidente Uribe se aprobó la reelección de alcaldes y gobernadores…”. Se me ocurre a mi que si se puede cambiar por “mandato” es en minúscula. En cambio; “hay roces en el Gobierno del presidente Uribe”. presidente nunca lleva mayúsculas.

3 comentarios:

jaoberlaender dijo...

Conozco el número del profesor Sabogal desde hace varios años. No me acuerdo si fue Carolina o si fue Juan Camilo quien lo llevó a la oficina.

Es verdad: es de gran utilidad. Y además, a diferencia de algunos de los otros número útiles que se mencionan en este blog, el profesor Sabogal no es una máquina contestadora. Hablar con el profesor Sabogal produce el efecto contrario al de “comunicarse” con esas odiosas máquinas que existen ahora en cuanto servicio se le ocurra a uno. El profesor, en cambio, se toma el tiempo de explicar –si es necesario varias veces y con todos los argumentos que uno necesite para convencerse- el porqué de la gramática o la ortografía –algunas veces incomprensible- de la lengua castellana.

Tengo que admitir que aunque me alegra que se le esté haciendo una especie de reconocimiento público a su labor –más que merecido-, no dejo de sentir que de alguna forma se ha publicado un pequeño secreto, un truquito de esos que uno tiene para trabajar mejor y más eficientemente (como cuando alguien le cuenta a uno sobre alguna función del Word que le era completamente desconocida y que le puede llegar a facilitar el trabajo de formas inimaginadas ... ), de esos que corren de boca en boca y que uno decide contarlo sólo de vez en cuando ...

Bueno, pues todos aquellos que trabajan escribiendo, que lo hacen desde Bogotá y que leen este blog se han ganado un gran premio: ¡Aprovechen el número del profesor Sabogal! Es un MUY buen dato que el agente naranja a querido compartir con todos sus lectores.

(Esperemos que de ahora en adelante no suene ocupado cuando uno tiene una urgencia)

Pedro Felipe dijo...

Hola,

Gracias por el dato. Dentro de las pocas obsesiones con las que cuento se encuentra el buen uso del idioma, así que el número telefónico me será de ayuda.

En la página electrónica del DRAE hay una dirección electrónica que también permite resolver dudas gramaticales y de ortografía. Responden en menos de 24 horas.

Respecto a las mayúsculas, me parece que hay que hacer una precisión respecto a "presidente". Aunque es cierto que escribir esa palabra siempre con minúscula no es un error, la Ortografía de la Lengua Española señala que, por tratarse de un título o cargo de dignidad (como Rey, Papa, Duque, Presidente, Ministro, etc..), puede escribirse con mayúscula cuando no aparece expreso el nombre de la persona o lugar, y da como ejemplos: El Rey inaugurará la nueva biblioteca, El Papa visitará tres países en su próximo viaje. Así pues, se puede decir El Presidente inauguró la fábrica. En todo caso en frases como El presidente Uribe inauguró la fábrica, "presidente" siempre debe usarse la mayúscula.

Pedro Felipe

El editor dijo...

Pedro Felipe: yo creo en cambio que el presidente uribe no se merece las mayusculas. Salvo algunas lejanas excepciones, la lista de los presidentes de Colombia es un gran lodazal.