viernes, noviembre 04, 2005

Grammy ladino

Nunca veo los Premios Grammy Latinos porque me parecen un homenaje a ese hibrido intermedio que ni es gringo ni es latino. Además nunca me he sentido identificado con los artistas que premian año tras año, en un -eso si- homenaje a la rosca "latina".

¿Qué tiene de latino un tipo como John Leguizamo que le toca aprenderse de memoria un guión de estupideces para poder finjir que habla español? Lo único será la nariz chata y la estatura. ¿Realmente él entendió algo de lo que dijo anoche? Yo no, y me parece que hablo algo de español.

Ayer, saltando de canal y tratando de evitar ese grotesco remedo circense de latinidad, de refilón vi en la pantalla un viejito encorvado dándole al piano con mucho tumbao. Al lado un pequeño gordinflón con cara inexpresiva abrazaba un bajo como si fuera una esposa grande y querendona. Al fondo, un timbalero risueño, un trombonista menudo y ajado, y más allá un trompetista mono que parecía un banquero de Estocolmo. Quienes eran: nada menos que Bebo Valdés (piano), "Cachao" López (bajo), Arturo Sandoval (trompeta) y un combito de musicos que no conozco, pero debería.

Al final creo que a estos viejos sabrosos y llenos de méritos, latinos de verdad y músicos en serio, no les dieron ningún premio. Los llevaron a amenizar el intermedio. Pero que tranquilidad pensar que si por algún caso en Finlandia o en el Polo Sur les entra la señal de los Grammy, alguién dirá que los latinos al menos tenemos buen gusto para escoger a los teloneros.

3 comentarios:

guillermo dijo...

ajjjjjjjjj

Edd dijo...

Pero no todo fue malo...
Por lo menos ya se hizo en español. Y aunque no me gusta el reggaeton me gusto la presentación de "Los doce discípulos" por el aire de homenaje a los maestros de la fania. Y por cierto a Cachao y a Bebo si les dieron premio...

kalamityjane dijo...

Oleeee se le tiene el DVD de un concierto de Bebo y Cigala. Haberlo dicho antes, en la casa se le tiene ese maravilloso disco.
K